NUESTRO ÚNICO HÉROE EN ESTE LÍO. > DIC 10   

A 33 de la asunción de Alfonsín y la vuelta a la democracia.
El 30 de Octubre de 1983 con el 51, 75 por ciento de los votos, la formula radical para la presidencia de la Nación Alfonsín-Martínez se alzó con un gigantesco triunfo en toda la Repºblica Argentina. Triunfo que no solo representaría una salida electoral de la dictadura militar, sino la bienvenida de una vez por todas a la Democracia como la opción más valida y coherente para ejercer plenamente nuestra libertad como argentinos “…hemos ganado, pero no hemos derrotado a nadie…todos juntos hemos recuperado nuestros derechos…” (Raºl Alfonsín 1983).
Días después, el 10 de diciembre, asumió como trigésimo tercer presidente constitucional, en medio de la algarabía popular que se extendió hasta horas de esta madrugada. Desde los balcones del Cabildo Desde los balcones del Cabildo, ante una multitud que expresaba su nombre, Alfonsín decía “… una feliz circunstancia ha querido que este día en que los argentinos comenzamos esta etapa de 100 años de libertad, de paz y de democracia, sea el Día de los Derechos Humanos. Y queremos, en consecuencia, comprometernos una vez más: vamos a trabajar categórica y decisivamente por la dignidad del hombre, al que sabemos hay que darle libertad, pero también justicia, porque la defensa de los derechos humanos no se agota en la preservación de la vida, sino además también en el combate que estamos absolutamente decididos a librar contra la miseria y la pobreza en nuestra Nación…”
Raºl Alfonsín fue la defensa de los Derechos Humanos. Ciertamente se ha avanzado de alguna manera en esta materia, pero lo realizado en esos años duros, sólo fue posible de la mano del estadista que pudo conducir con firmeza el barco de la Repºblica en medio de sentimientos encontrados, posicionamientos sectoriales y corporativos en este tema.
Raºl Alfonsín fue el hombre que nos condujo en esta primavera democrática, apelando al diálogo y consenso, a las virtudes republicanas, la honestidad y transparencia en los procederes.
Raºl Alfonsín fue el hombre del juicio a las juntas militares y responsables de la violencia armada.
Raºl Alfonsín fue la creación de la CONADEP.
Raºl Alfonsín fue el hombre de la paz con Chile.
Raºl Alfonsín fue el hombre de la integración regional a través del Mercosur.
Raºl Alfonsín fue la Unión Cívica Radical en una nueva conquista hacia la democracia recuperada.
Raºl Alfonsí, la lucha de los derechos humanos, la educación pºblica, la defensa de las instituciones republicanas. Nos enseñó a mirar hacia adelante, a levantar en alto la bandera de la democracia, a tener valores, respetar nuestros principios y convicciones. Nos dejó la experiencia de ser los hijos de la democracia.
Los jóvenes radicales, desde la memoria, debemos y tenemos la responsabilidad de plasmar sus objetivos, que son los del conjunto y a los que todos debemos aportar desde nuestro lugar de pertenencia y con nuestra impronta ideológica. Es importante que se honre ese legado político, vigente y valorado en este tiempo, y que se interprete el deseo compartido de unidad nacional, justicia social y de un federalismo que equilibre las asimetrías y brinde posibilidades equitativas.
Somos jóvenes que tenemos el compromiso y la oportunidad de defender con orgullo y sin esconder nuestros ideales. Somos la juventud que creció admirando a Don Raºl Alfonsín, el héroe que nos devolvió la paz. Nuestro ºnico héroe en este lio.
VOLVER   
INTENDENTE MIGUEL LUNGHI
JUVENTUD RADICAL COMITE NACIONAL
JUVENTUD RADICAL PROVINCIA DE BUENOS AIRES
MESA NACIONAL FRANJA MORADA
MUNICIPIO DE TANDIL
UCR COMITE NACIONAL