A 42 A√"OS DEL ASESINATO DE SERGIO KARAKACHOFF > SEP 10   


Sergio Karakachoff nació el martes, 27 de junio de 1939 en La Plata, Buenos Aires, Argentina.
Abogado, periodista y docente, fue dirigente estudiantil y militante de la Unión Cívica Radical, laboralista y de derechos humanos.
Al radicalismo ingres√≥ cuando apenas ten√≠a catorce a√Īos. En reuni√≥n de amigos recordaba el tiempo en que casi con pantalones cortos voceaba en la calle el diario radical de entonces ‚Äúcon la nota editorial escrita desde el penal de Olmos por Ricardo Balb√≠n‚ÄĚ. Los estudios secundarios los hizo en el colegio ‚ÄúRafael Hern√°ndez‚ÄĚ, cuya biblioteca hoy lleva su nombre.
Estudió abogacía en su ciudad donde se recibió en 1965, siempre identificado con el radicalismo y los ideales de la reforma universitaria. Presidente del centro de estudiantes, fundador de agrupaciones políticas y diarios donde predicaba a favor de un radicalismo popular, se distinguía por su amplia cultura y su militancia. Karakachoff bregó desde muy joven a favor de una UCR que fuera más allá del comité, un radicalismo movilizado al lado del pueblo, capaz de superar las antinomias que habían dividido a los argentinos en su momento.
Predicaba con la palabra y el ejemplo. Como abogado, su estudio estuvo abierto a los trabajadores y a los perseguidos políticos. En los tiempos de la CGT de los Argentinos, él fue uno de los que más insistió en que el radicalismo debía estar presente en el mundo del trabajo.
Su militancia fue un símbolo y un testimonio de ese singular y rico proceso histórico que produjo como resultado el liderazgo de Raül Alfonsín. Sus discusiones con Alfonsín fueron célebres. Unos y otros se forjaron en esa escuela política de la democracia comprometida con las ideas, los debates y las expectativas de cambio.
Formado en la tradici√≥n radical y en los valores de un liberalismo pol√≠tico y social avanzado, incorpor√≥ a su bagaje intelectual la lectura de los grandes maestros del pensamiento libertario, desde donde supo librar un lucha l√ºcida y tenaz contra los cantos de sirenas de los para√≠sos stalinistas y populistas. Ante la visi√≥n tr√°gica de una militancia extraviada, escribi√≥ alguna vez: ‚ÄúUn militante no es un h√©roe. Simplemente quiere vivir. Simplemente no se conforma con aceptar que otros han decidido ya su vida, su futuro, sus m√≥dicas ambiciones y su muerte‚ÄĚ. Por esas verdades cargadas de humanismo y amor a la libertad, Sergio Karakachoff dio su vida.
VOLVER   
INTENDENTE MIGUEL LUNGHI
JUVENTUD RADICAL COMITE NACIONAL
JUVENTUD RADICAL PROVINCIA DE BUENOS AIRES
MESA NACIONAL FRANJA MORADA
MUNICIPIO DE TANDIL
UCR COMITE NACIONAL