ESE GALLEGO CALENT√"N > OCT 30   

Por Ricardo Roa - Diario Clarín

Treinta y cinco a√Īos atr√°s ganaba Alfons√≠n y ganaba la democracia como forma de vida pol√≠tica.

RaÔ¿Ĺ¬ºl Alfons√≠n era un gallego cabeza dura y calent√≥n. Educado y simp√°tico, pero cabr√≥n. En su presidencia no dej√≥ de pelearse con nadie. La lista fue interminable.

Le arrebat√≥ el pÔ¿Ĺ¬ºlpito a un obispo castrense que le bajaba l√≠nea y lo criticaba mal. Como el obispo Lugones a la gobernadora Vidal semanas atr√°s. El cura militar era Jos√© Miguel Medina, una especie de Lugones de derecha acostumbrado a prepear a todo el mundo.

Era una misa por los muertos de Malvinas y en su homilía Medina le reprochó a Alfonsín por la corrupción.

-Che, ¬¿se puede hablar ac√°? -pregunt√≥ el gallego calent√≥n a su vocero Jos√© Ignacio L√≥pez.

-Después de la misa se puede -le respondió.

Alfonsín esperó, se trepó al pulpito y le dijo al obispo: si tiene pruebas, preséntelas. Medina se quedó mudo.

Igualmente recordada es una historia en Washington. Alfons√≠n ten√≠a un discurso preparado para leer ante Reagan y se lo guard√≥ en el bolsillo cuando Reagan dijo: ‚ÄúLos que ayudan a nuestros enemigos son nuestros enemigos‚ÄĚ. Quer√≠a decir: Argentina no debe ayudar a Nicaragua. Ô¿Ĺ¬¿Y qu√© le contest√≥ Alfons√≠n? Que en el di√°logo entre los dos √©l hablar√≠a de Nicaragua.

Alfons√≠n hab√≠a denunciado en la campa√Īa un pacto sindical-militar y la CGT le hizo 14 paros y movilizaciones que cerraba siempre Ubaldini. ‚ÄúMantequita y llor√≥n‚ÄĚ, le dijo en una de esas huelgas a Ubaldini. Tambi√©n se calent√≥ en la Rural, cuando fue abucheado durante los 10 minutos de discurso. Les grit√≥ a los productores: ‚ÄúUstedes son los que muertos de miedo se quedaban en silencio cuando ven√≠an a hablar ac√° los de la dictadura‚ÄĚ.

Alejado ya del gobierno, fue a una editorial con el bastón de presidente en mano a pelearse por una nota. Y cuando estalló el que se vayan todos enfrentó a un grupo que lo esperaba en su casa para escracharlo. Bajó del auto, recibió patadas y trompadas y cuando apareció un patrullero su custodio lo arrastró como pudo y lo metió en el edificio.

Alfonsín fue un típico caudillo radical bonaerense. Creció en la escuela de los comités y sacó título de dirigente como se hacía en la época: ganando y perdiendo internas partidarias. Le disputó la candidatura a Balbín y perdió. Balbín había comprendido mejor el clima de los 70. Sabía que la sociedad pedía que hiciera lo que hizo: abrazar a Perón y despedirlo en su muerte como a un amigo.

Diez a√Īos despu√©s Alfons√≠n hizo suya esa l√≠nea de unidad nacional. Al rev√©s de los Kirchner, hab√≠a luchado a favor de los derechos humanos durante la dictadura y no bien asumi√≥ cre√≥ la Conadep que recopil√≥ 50 mil p√°ginas de denuncias y que fue clave para juzgar y condenar a las Juntas Militares.

No se dej√≥ arrastrar por el nacionalismo absurdo del resto de los partidos y enfrent√≥ la aventura de Malvinas y despu√©s la de los carapintadas. La pol√≠tica fue para √©l la bÔ¿Ĺ¬ºsqueda de poder pero tambi√©n fue siempre un acto de decencia. El sue√Īo de copiar al peronismo con el Tercer Movimiento Hist√≥rico le qued√≥ grande. Su v√≠a crucis fue la econom√≠a. Aplic√≥ f√≥rmulas antiguas al comienzo y aunque las corrigi√≥ con el plan Austral, la crisis lo derrumb√≥ y debi√≥ abandonar el Gobierno.

A 35 a√Īos de su victoria, que fue la victoria de la vuelta de la democracia, si hay un pol√≠tico al que rendirle homenaje es Alfons√≠n. Hoy lo hubiera calentado y mucho un disc√≠pulo infiel: Leopoldo Moreau. Estuvo cerca de √©l y no aprendi√≥ nada. Fue candidato radical a presidente y sac√≥ el 2%. Y ahora, cristinista, lo usan para denunciar con fotos truchas.

Clarín - https://goo.gl/JjbLb4 -
VOLVER   
INTENDENTE MIGUEL LUNGHI
JUVENTUD RADICAL COMITE NACIONAL
JUVENTUD RADICAL PROVINCIA DE BUENOS AIRES
MESA NACIONAL FRANJA MORADA
MUNICIPIO DE TANDIL
UCR COMITE NACIONAL